fbpx

Así se hacen las pruebas del coronavirus desde el coche

«Me encuentro bien, pero por precaución he venido a hacerme la prueba». Rocío trabaja en el consultorio médico de Coín. Desde hace cinco días ha estado aislada porque ha presentado síntomas similares a los del coronavirus tras haber tenido contacto con una persona que posteriormente dio positivo. Desde ayer se encuentra mejor y «han desaparecido los síntomas», pero «por precaución» este lunes ha sido una de las primeras en acercarse al puesto habilitado en el centro de salud de La Roca, en Málaga capital, para someterse al test para confirmar o descartar si está contagiada. Hasta dentro de 24 ó 48 horas no sabrá los resultados, ya que estas pruebas no son los test rápidos que dan el resultado en 15 minutos que el Ministerio de Sanidad ha anunciado que estarán disponibles en los próximos días. «Si doy negativo intentaré incorporarme de forma inmediata porque hace mucha falta. En mi caso, sé con quien tuve contacto», explica antes de subir la ventanilla de su vehículo y retomar la marcha.

La prueba es bastante rápida y sencilla, ya que sin bajarse del coche un sanitario le introduce un bastoncillo en la nariz (nasofaríngea) y otro en la garganta (orofaringea), tal y como explica el enfermero Miguel Ángel García, que forma parte del equipo desplegado en la explanada del centro de salud. En la jornada de ayer se realizaron 60 test epidemiológicos. Las muestras se envían al laboratorio del Hospital Regional (antiguo Carlos Haya), desde donde derivan el análisis al médico para que comunique al paciente si está o no contagiado. Todas las personas que van pasando por las instalaciones se someten al test sin necesidad de bajarse del coche. Lo único que tienen que hacer es dar su nombre y, una vez comprobado que está incluido en la lista que va remitiendo el epidemiólogo se le realiza la prueba.

En este sentido, cabe reseñar que estas pruebas no se están realizando a todos los ciudadanos, sino a grupos muy concretos por estar más expuestos al virus , como personal sanitario, miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad, funcionarios de prisiones, empleados de residencias de mayores o de espacios sociosanitarios. Todos los que acuden deben hacerlo con cita previa, que se las concede un epidemiólogo tras valorar su caso a través del teléfono 900 400 061 habilitado por la Junta para consultas sobre el coronavirus como a través del 955 540 060 de Salud Responde.

Esta unidad móvil está operativa en el centro de salud de La Roca desde la tarde del pasado jueves y está registrando en torno a medio centenar de actuaciones diarias. Además, previamente el personal sanitario ha estado durante tres semanas acudiendo a residencias de mayores y visitando en domicilio a personas que no pueden desplazarse al hospital. Aunque aún no hay nada cerrado, es previsible que en función de cómo avance la pandemia se habiliten más puntos en la capital y en otros municipios de la provincia.

A este operativo sanitario se acaba de sumar el doctor Miguel Ángel Corrales, que estaba jubilado desde el pasado mes de julio y que se ha ofrecido a colaborar en la lucha contra la pandemia a través de la bolsa puesta en marcha por la Consejería de Salud. «La situación está muy fea, lo sabemos todos y yo también porque mi hija trabaja en las urgencias del Clínico, así que tenemos que colaborar todos los que podamos», afirma este médico que ha acudido al puesto de test para saber cómo funciona antes de incorporarse por la tarde.

Deja un comentario